Suscríbete
Suscríbete
Una visión de Microsoft

Todas las claves sobre las plataformas de programación de bajo código

Microsoft Power BI   4
La principal ventaja de este tipo de aplicaciones es que democratizan las capacidades de desarrollo de software, quitando las barreras de tener que aprender a programar para poder construir herramientas. FOTO: Microsoft
|

La transformación digital que impulsa el concepto Industria 4.0 es altamente polifacética. Las compañías invierten en múltiples soluciones de proveedores diversos en muchos casos inconexas entre sí, que van desde la producción y escalan hasta el negocio. Los espacios que suceden entre organización, procesos y tecnología se convierten en la primera preocupación que deben salvar las compañías en sus procesos de digitalización. Estos espacios de preocupación van desde la necesidad de integrar soluciones software heredadas, gran velocidad en la evolución de las necesidades, y el desafío de integrar múltiples soluciones sobre plataformas y arquitecturas muy diversas, impactando todo ello en la deseada velocidad de transformación digital. Para la implementación de soluciones a medida que integren y cubran todos estos espacios de preocupación surgen las herramientas de programación de bajo código. Hablamos con Juan Chinchilla, director de la Unidad de Negocio de Business Applications de Microsoft España, compañía que promueve este tipo de soluciones para entender con mayor profundidad el sentido y la funcionalidad de las mismas.


Nos preguntamos en primer lugar qué es la programación de bajo código o low code. Y Juan Chinchilla, director de la Unidad de Negocio de Business Applications de Microsoft España, nos responde: “Son entornos de desarrollo, soluciones o aplicaciones (o componentes de aplicaciones) que permiten crear otras aplicaciones o funcionalidades sin necesidad de escribir código de programación convencional. Esta posibilidad de crear aplicaciones o automatizaciones de manera más sencilla que con la programación convencional no es nueva, sin duda: en Microsoft desarrollamos herramientas con esta filosofía casi desde los inicios de la propia programación. Primero, enfocadas en facilitar la labor a programadores a través de entornos, como Visual Studio. Y, de forma más reciente, a través de soluciones pensadas para aquellas personas que no saben programar, pero sí tienen claro cómo pueden digitalizar procesos o flujos de trabajo en sus organizaciones”.

“Se trata de aplicaciones totalmente personalizables que cubren necesidades específicas de negocio”



Según sus palabras, la situación actual, que demanda entornos cada vez más tecnológicos y conectados, ha puesto de manifiesto la necesidad acuciante de desarrollar aplicaciones versátiles y adaptadas, que den respuesta a diferentes escenarios. Se calcula que, en los próximo 5 años, se construyan hasta 500 millones de aplicaciones (más que todas las aplicaciones construidas en los últimos 40 años). “No obstante, _continúa_ una de las cuestiones que observamos en muchos de nuestros clientes son las dificultades a la hora de desarrollar sus capacidades digitales: atraer y retener talento tecnológico de calidad se ha convertido en un reto, ya que existe una alta demanda y una fuerte competencia en el mercado. Hasta un 86% de las organizaciones no encuentra los profesionales necesarios para llevar a cabo sus proyectos”. Por ello, se calcula que para 2024 el 75% de las grandes empresas utilizarán low-code, gracias a su rapidez, sencillez y facilidad de adaptación a todo tipo de casos. “Desde Microsoft, como impulsores de la transformación de las organizaciones, creemos que es fundamental comenzar a implementar estas soluciones y aprovechar su potencial para acelerar el cambio en todos los sectores y para todos los tamaños de empresa, desde las pymes a las grandes corporaciones. Se observa, además, un crecimiento del 30% año contra año en el mercado de programación de bajo código, lo que incita a las empresas a incluir estas tecnologías en sus estrategias como parte del proceso de transformación digital previsto.


¿Qué ventajas ofrece sobre la programación tradicional?


“La principal ventaja es que democratizan las capacidades de desarrollo de software, quitando las barreras de tener que aprender a programar para poder construir herramientas, productos o servicios que se desplieguen en la organización”, responde a esta segunda cuestión Juan Chinchilla. Y añade: “Se trata de aplicaciones totalmente personalizables que cubren necesidades específicas de negocio, lo que puede ser muy atractivo para diversos segmentos y ámbitos de aplicación: para optimizar procesos internos que requieren mucho papeleo, recoger información de diferentes fuentes o proporcionar una interfaz optimizada para recoger datos, por ejemplo. De esta forma, también se reduce el time- to-market. Además, desde Microsoft vemos cómo mejoran los proyectos de digitalización a varios niveles, ya que simplifican la integración con otros sistemas externos. Y al reducir la complejidad técnica del desarrollo, ayudan a que el personal especializado de TI vuelque su atención donde es más necesario: en aspectos complejos que permitan extraer valor a los datos o la puesta en marcha de nuevos proyectos que impulsen la digitalización”.


¿Qué beneficios puede obtener las compañías manufactureras tradicionales con el uso de estas plataformas de programación?


“En nuestra experiencia con nuestros clientes”, explican desde Microsoft, “la mejora que aportan las plataformas low-code/ no-code a las organizaciones es enorme. Según los datos de un estudio elaborado por Forrester, con Microsoft Power Apps las organizaciones crean y despliegan sus propias soluciones en un tiempo muy reducido y con un coste que puede reducirse en un 70% respecto al desarrollo tradicional. Igualmente, ofrece una reducción de costes de hasta el 38% en dirección y mantenimiento. Entre sus ventajas se encuentran la rapidez, sencillez y facilidad de adaptación a todo tipo de casos”. Chinchilla pone dos ejemplos: En España tenemos el caso de Repsol, que ha conseguido un ahorro estimado de 2 millones de euros al extender el alcance de Power Platform, la herramienta de low code de Microsoft, en toda la organización. Y los propios empleados de Repsol han construido durante este año más de 165 aplicaciones, producido hasta 6.500 flujos de trabajo con más de 38.000 ejecuciones gracias a Power Automate, para el desarrollo de flujos de trabajo, y Power Apps, para la generación de aplicaciones low-code. Se han optimizado los procesos de los usuarios externos y mejorado considerable de su experiencia, aliviando notablemente la presión de los departamentos de TI. Esto permite una mayor disponibilidad de recursos para temas de mayor complejidad y criticidad, junto con el acceso a información sobre uso y rendimiento a través de paneles e informes. También tenemos el ejemplo de Hisbalit, la fábrica de mosaico vítreo más antigua de Europa, líder en la producción y diseño de mosaicos vítreos de alta calidad. La empresa ha mejorado y simplificado sus procesos de gestión de inventario en su almacén logístico: gracias a Power Apps, simplificaron en gran medida el proceso de gestión del stock, reduciendo la carga de trabajo diaria de los empleados y permitiendo una comunicación constante y fluida entre los dispositivos de control -que ahora son teléfonos móviles estándar-, y la base de datos, lo que mejoró sustancialmente la productividad y redujo los costes.


¿Qué características posee su solución frente a otras soluciones equivalentes del mercado?


Microsoft cuenta con Power Platform, una plataforma preparada para analizar, crear soluciones y automatizar los procesos de una empresa. Dicha plataforma de automatización de procesos repetitivos sin necesidad de programación actúa como un acelerador, ya que permite a todo el mundo -desde desarrolladores hasta usuarios de negocio- crear soluciones (apps, RPAs, chatbots, algoritmos…) con facilidad y sin necesitar código de programación. Además, sus diferentes módulos permiten la plena integración con las herramientas de productividad (Microsoft 365), colaboración (Microsoft Teams) y gestión de negocio (Dynamics 365) de Microsoft. Además, ofrecen las máximas garantías y se despliegan en la nube de Azure, que cumple con un amplio abanico de normas internacionales y específicas de cada país.


En concreto, la herramienta dirigida a la creación de aplicaciones los code- no code es Power Apps. La plataforma es muy sencilla de utilizar: cualquier profesional puede utilizar plantillas ya prediseñadas, adaptarlas a sus necesidades con la simplicidad de arrastrar y soltar elementos, y continuar evolucionando su diseño y funcionalidad a medida que sea necesario. Por otra parte, esta flexibilidad y facilidad de uso no está reñida con las funciones avanzadas, ya que la plataforma permite hacer uso de componentes que generalmente sólo están disponibles para desarrolladores, como es el caso de los módulos prediseñados que cuentan con componentes de Inteligencia Artificial. Las apps generadas tienen una capacidad de flujo de trabajo alta, ya que posibilitan que procesos manuales se conviertan en procesos digitales automatizados.


Bajo el paraguas de Power Platform se encuentra también Power BI, una solución de Business Intelligence que integra los datos de múltiples fuentes y los transforma en información coherente en un solo panel visual de gestión de negocio; Power Automate, que permite crear flujos de trabajo en un entorno digital o entre aplicaciones, mediante conectores prediseñados, ahorrando tiempo en las tareas de una empresa; y Power Virtual Agents, que permite crear chatbots e integrarlos en un sitio web o una aplicación móvil a través de una interfaz gráfica guiada.


“Estas herramientas de Microsoft ponen en valor un elemento clave para las organizaciones de todos los tamaños: el dato y las herramientas de Inteligencia Artificial. Éstas permiten extraer conclusiones para tomar mejores decisiones, impulsar la productividad y reducir los costes operativos. Todos ellos son factores que, ahora más que nunca, impulsan de forma diferencial el camino hacia el éxito”, concluye Chinchilla.




Este artículo aparece publicado en el nº 538 de Automática e Instrumentación págs. 62 a 64.

   El camino inteligente hacia la máxima flexibilidad de las máquinas
   El camino inteligente hacia la máxima flexibilidad de las máquinas

Comentarios

Ifr
Ifr
Tiempo Real IFR

Según IFR, las instalaciones de robots en todo el mundo se recuperaron con fuerza y hacen de 2021 el año más exitoso de la historia de la industria de la robótica.

Siemens 2
Siemens 2
Ferias y Eventos Siemens

La compañía organiza un foro debate sobre sostenibilidad el próximo 6 de julio en Madrid.

5415724b5c6cc14b0dea904391b8ef81
5415724b5c6cc14b0dea904391b8ef81
Tiempo Real Omron

La empresa catalizará el avance de la fabricación preparada para respaldar una sociedad sostenible.

Creaform
Creaform
Tecnomarket Creaform

La compañía se mantiene a la vanguardia y lanza VXelements 10 totalmente integral.

Pr042022 Beckhoff EPX web
Pr042022 Beckhoff EPX web
Tecnomarket Beckhoff Automation

Adquisición descentralizada de señales intrínsecamente seguras (Ex i) de las zonas 0/20 y 1/21.

Primary IMG 5773
Primary IMG 5773
Tiempo Real Rockwell Automation

La experiencia combinada ofrecerá soluciones de fabricación ágiles, escalables y flexibles para la implementación por parte de desarrolladores farmacéuticos emprendedores.

Revista Automática e Instrumentación
NÚMERO 538 // Mayo 2022
Consulte el último número de la revista

Empresas destacadas

REVISTA